Abono Orgánico y Lombricultura
Por: Ingeniero Víctor Ciprián. Contacto: 829-967-9018 y 829-713-8236, República Dominicana.
 
Abono Orgánico y Lombricultura
EL MODULO Y EL LIXIVIADO
Que es la Lombricultura?

Al momento la mayor parte del trabajo de Lombricultura es coordinado por el Igeniero Ciprián junto al Despacho de la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández.

Es la técnica empleada para la transformación de residuos sólidos orgánicos mediante el trabajo directo de la lombriz de tierra, también denominado vermicultura o cultivo de gusanos.

Es el mejor abono orgánico de mejor calidad, debido particularmente a su efecto en las propiedades biológicas del suelo o lo que es lo mismo reanima el suelo.

¿Cuáles son sus beneficios?

1. Producción de un abono natural para el suelo y los cultivos (el humus).

2. Contribuye a una agricultura orgánica y económica.

3. Descontaminación del medio ambiente.

¿Cuáles especies se pueden emplear?

En el mundo existen más de 6 000 especies, pero solo unas diez o doce de ellas pueden servir para la lombricultura.

Especies más utilizadas en Cuba:

-Roja africana (Eudrilus eugeneae)
-Roja California (Eisenia andrei)

¿Dónde se puede establecer un criadero de lombrices?

Lugar: patios, terrazas, pasillos laterales, fincas, granjas etc.
Dimensiones: variada en dependencia de sus propios recursos, necesidades de humus y posibilidades de suministro del sustrato (alimentación de lombrices).

Observaciones: Disponer de agua suficiente para regar las lombrices, suelo con buen drenaje, protección contra el sol y la lluvia (sombra natural o artificial).
Envases que pueden ser utilizados: canoas, cubos, cajones y canteros.

¿Cómo alimentar a las lombrices?

El alimento puede estar constituido por cualquier tipo de materia orgánica en descomposición (no ácido) tales como estiércol vacuno, equino, cunícula, caprino etc. bien fermentado para que el ph y la temperatura se hayan estabilizado.

Mezcla de residuos orgánicos (hierba seca, hojarascas, papel, cartón, cascarillas de arroz, pulpa de café, cachaza, etc) bien fragmentados, desmenuzados y mezclados al 50% con algún residuo de origen animal (estiércol).

Esta mezcla debe ser preparada con varios días de antelación (15 ó 20) humedeciéndola bien con el fin de que fermente.
Antes de utilizarla debe chequearse el ph y la temperatura. También se puede utilizar compost fresco.

FOTO QUE SIGUE:
El Ingeniero Víctor Ciprián, dirije la construcción del módulo para la Lombricultura en Hato Viejo Yamasá, todo el trabajo de Lombricultura es coordinado por el Igeniero Ciprián junto al Despacho de la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández.
imagen
El Humus que produce la Lombris
La producción de humus:

Depositar en capas de 20 a 30 cms una siembra de 1 Kg de lombrices por m2 de superficie.

El ancho del cantero por lo general será aproximadamente 1 metro mientras que el largo dependerá de las condiciones del lugar, disponibilidad de comida y pie de cría.

Las lombrices comienzan a consumir el alimento de abajo hacia arriba, cuando las mismas se encuentran en la capa de la superficie (aproximadamente de 8 a 10 días) se debe agregar otra capa similar de alimento, así se continuará hasta tanto la pila alcance la altura de 80 a 100 cms.
De ser necesario la cosecha puede realizarse a alturas inferiores de la pila.

Un método de cosecha muy correcto, consiste en depositar la comida al lado del cantero en producción, desde donde las lombrices migran en busca de alimentos y condiciones.

Composición química del humus de lombriz:
Nitrógeno total 1,5-2,2%
Fósforo (P2 05) 0,5-0,7 %
Potasio 0,3-0,7%
Ácidos Húmicos 5,0-12%
Materia Orgánica (M.O) 50-70%
Micro- organismos benéficos 5x10 a la nueve
PH 6,7-7,2
Humedad 40-50%
Calcio (Ca) 4,6-4,8%
Magnesio (Mg) 0,88%

¿Qué se puede hacer con el humus de lombriz?

1. Aplicarlo al cantero para abonar el sustrato y conservar e incrementar su fertilidad.

2. Abonar sus cultivos.

3. Comercializarlo.

Dosis a utilizar en algunos cultivos
Preparación de sustrato: utilizar hasta un 25% de humus de lombriz.

Restitución de suelos: para restituir la fertilidad en los sustratos, aplicar después de cada cosecha entre 0,6 y 3,0 kg/m2.

El humus puede utilizarse en otros cultivos además de las hortalizas, tales como:
Frutales………….medio kilogramo por planta
Viandas………….de 7 a 10 kilogramos por metro cuadrado
Flores…………….20-50 gramos por planta.